Cómo obtener el seguro de moto que necesitas

Contratar un seguro nunca es fácil, ni de para un vehículo y mucho menos para una moto. Pero, la ley obliga a tener uno a la hora de circular con él vehículo. Sin embargo, a la hora de contratarlo hay que andarse con cuidado.

¿Cómo puedes escoger el mejor seguro?

Lo primero de todo es tener en cuenta el tipo de moto que tienes, o que vas a tener. Si aún no te has comprado la moto, debes tener mucho cuidado con el modelo y la cilindrada. ¿El motivo? Los puntos que te dará la aseguradora. Por ejemplo, si tienes una moto del grupo de 500 a 1000 cc, estas son más propensas a los accidentes, frente a las de 75 y 150 cc, por lo que los puntos varían a la hora de contratar una póliza. Además, recuerda que el mayor número de muertos en las carreteras es por accidentes de moto.

Teniendo ya la moto en tu poder llega el momento de echar un vistazo a los seguros. Puedes contratar con Allianz seguros moto o con otra compañía. Pero, lo importante es que antes de decir que sí hagas una comparación entre los diferentes seguros. Existen muchos comparadores online que te dirán cuál es la tarifa que más se ajusta a ti, o directamente puedes contactar con un agente de la compañía para que te informe sobre lo que te puede ofrecer con su póliza.

Lo tercero a tener en cuenta a la hora de contratar el mejor seguro de moto es la forma de pago. Qué es mejor, ¿abonar la prima en un único pago o hacerlo partido? Pues depende la aseguradora a veces la primera opción resulta más económica, porque no tendrás que volver a preocuparte el pago, pero si tu presupuesto no es muy elevado, quizás te interese más el pago fraccionado. Del mismo modo, a la hora de contratar el seguro, debes contratar únicamente las coberturas que necesites, porque, ¿pagar más por unas coberturas que no necesitas? No, no es necesario.

Por supuesto, lo más importante es que antes de firmar ninguna póliza y cerrar el contrato de seguro de tu moto, estés 100% convencido de que es lo que te cubre. Haz todas las preguntas que necesites para estar convencido de firmar el seguro, así como leerte bien el contrato de la póliza antes de sellar el trato.