Juegos educativos online: una herramienta aliada de los padres

Muchos aseguran que el colegio es el mayor aliado de los padres a la hora de educar a sus hijos. Pero, con la llegada de Internet a los hogares, y teniendo en cuenta que ahora los pequeños son los que están más conectados, ¿no es esto el mejor aliado de un padre?

Internet, el mar de conocimiento digital

Los tiempos están cambiando a pasos agigantados, especialmente en el campo de la educación. Ahora los padres no tienen que preocuparse por los cambios en el sistema educativo que puedan afectar a la enseñanza de su hijo ni tampoco en si va a tener un profesor que sea bueno o sea un desastre.

No, ahora con Internet en casa, todas estas preocupaciones desaparecen. ¿El motivo? Cuándo un padre quiere que su hijo aprenda algo, basta con usar algún dispositivo que tenga conexión a Internet, siendo el móvil el preferido de los más pequeños, para que aprenda.

Juegos educativos online: una herramienta aliada de los padres

Por ejemplo, si un niño necesita hacer un trabajo sobre la historia de España, ¿tiene que ir a una biblioteca? ¿Preguntarle al profesor? No, le basta con escribir lo que necesita en el buscador de Google y podrá consultar páginas como la Wikipedia donde darán con lo que buscaba para hacer un buen trabajo.

Pero no solo ayuda a que los niños puedan hacer fácilmente los trabajos de clase, también ayuda a que aprendan. Por ejemplo los más pequeños. Es normal que a los niños se les regale juguetes con los que puedan interactuar y aprender, pero, ¿y el espacio que ocupan? Juegos de adivinar animales, conocer los sonidos que hacen, una bola del mundo con la que pueden aprender el nombre de los países, su capital, que producen e importan… todos estos juguetes interactivos acaban almacenándose y ocupando un espacio que podría aprovecharse para otros fines.

Entonces, ¿cómo se puede dar una formación complementaria a un niño? Para eso está Internet. No hace falta gastarse cantidades desorbitadas de dinero en enciclopedias que pronto quedan desactualizadas. Hay muchas páginas interactivas que ayudan a tu hijo a estudiar, como visitas virtuales a los museos más famosos del planeta o con muchos juegos con los que mejoran su conocimiento de las matemáticas, la lengua o la historia.

Además, como los niños pueden interactuar con los juegos, se divierten mientras están aprendiendo. Son mucho los expertos quienes aseguran que a través de los juegos es más fácil aprender alguna materia, o haciéndola más amena con una canción o juego de palabras para que sea un reto que los niños quieran superar al mismo tiempo que la memorizan.