La carrera por ocupar la Casa Blanca al rojo vivo

donals-trump-vs-hillarry-clinton

Ha tenido lugar el primer debate cara a cara entre la representante demócrata Hillary Clinton y el candidato republicano rel=”nofollow”Donald Trump. Como ya se preveía, saltó más de una chispa entre ambos. Pero en un  debate de estas dimensiones no podía ser menos. El país americano vive una época convulsa, con una deuda sin precedentes, y con varios frentes tanto internos como externos con los que lidiar. Además ya se sabe de sobras el estilo estadounidense, cada contenido televisivo tiene que ofrecer espectáculo. De modo que lejos quedan aquellos debates en los que los políticos van recitando punto por punto su programa político. Aquí se trata de persuadir al espectador de la manera más rápida y efectiva posible.

Acercarse al público la clave del éxito

No importa si el televidente se encuentra en el bar tomando unas cañas, o está haciendo spinning tras tomar un Actimel. La cuestión es que hay que llegar a todo tipo de público que seguramente se encuentra con la mente en modo relax después de una  dura jornada laboral. Y eso es lo que han hecho los dos candidatos, que han reafirmado aún más la creencia de sus votantes. Pero como siempre, la verdadera batalla tiene lugar por ganarse los votos indecisos, y es allí donde aún nos queda por ver mucha acción.